cilindros montessoriEn este post os quiero compartir un breve vídeo del peque trabajando con sus cilindros. Es muy pequeño pero aún así consigue encajar cada cilindro en su sitio mejorando su motricidad fina.

A partir de los dos años y medio a 3 años, los niños empiezan a entender los diferentes tamaños de los cilindros y que cada cilindro encaja según su tamaño y forma. El niño entonces tocará cada cilindro y verá que tienen un tamaño diferente cada uno de ellos. Es entonces cuando la actividad consiste en que ellos consigan encajar cada cilindro en su posición estando todos los cilindros fuera. El control del error de este material se da de manera automática puesto que hay algún cilindro que se queda fuera si no están todos en su sitio correcto.

Con la edad del pequeño mi intención es que mejore su motricidad fina al sacar un cilindro de su posición y volverlo a encajar en la misma, pero aún no es capaz de entender el concepto de los diferentes tamaños.

Si quieres profundizar más en cómo aplicar el método Montessori con tu hijo te recomiendo darle un vistazo a mi curso online “Montessori 360” haciendo CLIC AQUÍ y ver lo que descubrirás en cada uno de los módulos del curso.

Los cilindros montessori es una de las actividades montessori mas completas ya que desarrolla la concentración del niño, la coordinación, el orden y sobretodo el agarre de pinza digital la cual le va preparar de manera indirecta para la lectoescritura.

Mi hijo como es tan pequeño solo juega con uno versión pequeña pero los cilindros montessori de botón, ya que tienen un botón para que puedas cogerlo, estos cilindros sulen venir en 4 bloques con 10 cilindros cada uno.

Quizás también te interese:

Elena Merina

Formada por la AMI (Association Montessori Internationale, fundada por la Dra Maria Montessori) como "Children's House Assistants". También soy madre de dos hijos a los que les transmito la filosofía montessori día a día fomentando su confianza, autonomía, autodisciplina y libertad. Creo que las capacidades de los niños en sus primeros años son un tesoro, y que nosotros tenemos la oportunidad de guiarles para que logren ser la mejor versión de sí mismos. Este es un mundo apasionante, descubrir y fomentar las capacidades de tu hijo no tiene precio, como no tiene precio su sonrisa.