montessori como respuesta a la educacion

Una educación basada en el método Montessori puede solventar la mayoría de los problemas educativos. Una educación Montessori es una experiencia de tranformación de vida, no solo para los niños, sino para todos nosotros.

Acorde a la Wikipedia, una educación Montessori pone el énfasis en la independencia del niño, en su libertad y en el respeto de su desarrollo psicológico natural.

¿Puede el sistema Montessori ser la respuesta a los problemas educativos? ¡SI!

Aquí te doy 10 Razones 🙂

1. Proporciona al niño Independencia:

El Método Montessori proporciona al niño la independencia dejándole hacer las cosas por sí mismo. Esto permite a los niños elegir qué es lo que quieren y contribuir con los otros niños ayudandoles en lo que ellos quieran.

La educación tradicional hace que el niño dependa del profesor y de los libros, mientras que el sistema Montessori esta basado en la teoría que nos dice que cuando el niño es capaz de hacer las cosas por sí mimo, aumenta la creencia en ellos mismos y su confianza. Estas cualidades lo acompañan a lo largo de su vida.

Cada niño es diferente. El método Montessori permite al niño aprender y crecer a su ritmo, al contrario que el sistema tradicional, que a menudo va en contra el ritmo o la capacidad de aprendizaje del niño.

2. No hay comparaciones entre niños:

chiste educativo.JPG

El profesor a María: ¿Has visto como Andrés ha resuelto el problema?

Mama de María a María: Alicia ha sacado un 9, si ella pueda, ¿Por qué no vas a poder tu?

Papa de María a María: Así que quieres la wii.. Bueno, si sacas mejor nota que tu primo te la compro.

¿Quién no ha pasado por esto?

Los niños Montessori no tienen que pasar por esto. El Método Montessori está en contra de la comparación entre niños, al contrario, promueve  la convivencia y el co-aprendizaje. Los niños no compiten con otros niños, sino que se ayudan entre ellos.

3. Educación basada en la observación.

La idea de fondo en el Método Montessori es aprender mediante la observación.

María Montessori observó como los niños elegían los materiales que les ayudaban a su desarrollo ellos mismos. Si el niño comienza a golpear objetos, se le da un tambor, si esta empujando cosas a lo largo del cuarto y necesita andar, se le da un carro para que lo empuje. El adulto puede aprender acerca de las necesidades del niño observándolo.

cd primeros pasos con montessori

minicurso de regalo montessori

flechas

4. Aprendizaje basado en grupos de niños de varias edades:

Los niños en las “clases” Montessori no estan separados en función a su año de nacimiento, como ocurre en el sistema tradicional de educación. Los niños están agrupados por grupos de edades: 0-3, 3-6, 6-12, 12-15, 15-18. Entre estos grupos de edades igualmente no hay una separación fija, un niño de 2 años puede acercarse a la zona de los niños mayores y curiosear que hacen y preguntarles.

Los niños mayores enseñan a los pequeños y se sociabilizan entre ellos. Los niños tienen desafíos acorde a sus habilidades y nunca se aburren.

5. Método de Enseñanza ·Enseñar enseñando y no corriguiendo·

En el sistema tradicional, el profesor corrige nuestro cuaderno con bolígrafo rojo, pone comentarios al margen y una nota que tenemos que presentar a nuestros padres.

En el Método Montessori el profesor no critica al niño. No hay correcciones en rojo. Los materiales Montessori están diseñados para que sea el propio el niño el que vea el error y sea el mismo el que lo corrija. El profesor le guía en este proceso.

 6. No castigos:

Como hemos visto en el punto anterior. cuando un niño comete un error, en el Método Montessori no se le dice al niño que esta equivocado. El profesor se queda junto al niño y comienza a hacer la tarea correctamente. El niño aprenderá cómo hacer la tarea correctamente.

Un ejemplo: El niño vierte un jarro de agua, en lugar de regañarlo, enseñamos con el ejemplo. ¿Por qué no conseguimos un paño y lo limpiamos? Esta es una oportunidad para que el niño haga un trabajo práctico y válido.


7. Educando el carácter y la moralidad.

La educación moral y del carácter no forma parte de la educación tradicional.

En el Método Montessori, la educación del carácter del niño se considera tan importante como la educación académica. El niño aprende  a cuidar de sí mismo, del entorno y de los demás. Cocicnar, limpiar, jardinería, hablar educádamente, ser atento y servicial, hacer trabajo para la comunidad…

El sistema educativo tradicional se olvida de esto completamente.

 8. Se obliga a los niños a pensar sin hacerlo aburrido.

Aprender no es aburrido, es ineresante porque las lecciones cobran vida a través de la danza, el teatro y materiales interesantes. La clase es un entorno en el que el niño desarrolla su personalidad. Las herramientas y los métodos de enseñanza consiguen que el niño piense sobre el concepto que se le está enseñando en lugar de centrarse en memorizar. El niño aprende a pensar a través de las cosas.

9. Las necesidades del niño son la base de la educación:

La educación Montessori se adapta a las diferentes sensibilidades del niño en cada uno de los periodos. A medida que el niño va creciendo, va mostrando interés en diferentes actividades.

“Cuando el niño ejecuta ejercicios que corresponden a las necesidades de su sensibilidad actual, esta avanzando y alcanza un grado de perfección que es inimitable en otros momentos de la vida, e inlcuso, sin fatigarse incrementa su propia fuerza, demuestra la alegría que llega al satisfaccer una necesidad real de la vida.”

La revolución Montessori en la educación

E.M.Standing

10. Libertad para estudiar de la forma que el niño quiere

El ambiente preparado es la clave. El entorno esta dispuesto según la materia y los niños son libres para moverse por la habitación. No hay límite de tiempo para que un niño pueda utilizar un material, ni cuantas veces realize la actividad con ese material.

Todos los temas se entrelazan y no se enseñan de forma aislada. El niño puede trabajar en cualquier material que entienda en cualquier momento.

 10 Razones por las que el Método Montessori es la Respuesta a la Crisis de la Educación Clic para tuitear

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Elena Merina

Formada por la AMI (Association Montessori Internationale, fundada por la Dra Maria Montessori) como "Children's House Assistants". También soy madre de dos hijos a los que les transmito la filosofía montessori día a día fomentando su confianza, autonomía, autodisciplina y libertad. Creo que las capacidades de los niños en sus primeros años son un tesoro, y que nosotros tenemos la oportunidad de guiarles para que logren ser la mejor versión de sí mismos. Este es un mundo apasionante, descubrir y fomentar las capacidades de tu hijo no tiene precio, como no tiene precio su sonrisa.