El método montessori se puede aplicar en casa de manera efectiva y en este vídeo te voy a llevar de la mano en como puedes hacerlo y el impacto que ello tiene para tus hijos.


Como recurso, te recomiendo mi Curso Montessori 360, en el que descubrirás cómo actuar con tus hijos bajo una filosofía Montessori en las situaciones a las que te enfrentas en el día a día con EJEMPLOS DE CADA SITUACIÓN.

Aplica el Método Montessori en Casa

En este artículo vamos a ver cómo comenzamos a aplicar el Método Montessori en casa. Lo primero que tenemos que tener en cuenta es que en el Método Montessori el protagonista, por así decirlo, es el niño.

Para comenzar, es bueno tener unos cimientos sólidos. La clave para aplicar el Método Montessori es saber realmente en qué consiste toda esta filosofía. Por ello, en caso de que no hayáis visto esta información, os dejo como primer paso estos dos artículos.

El Método Montessori– En este artículo se desarrolla todo lo relacionado con qué es el método Montessori, se explica qué es lo que María Montessori denominó la Mente absorbente y se desarrollan los periodos sensibles de forma sencilla. Es el primer paso para entrar en la filosofía Montessori con una base sólida.

 

Educación Montessori.  En este artículo se desarrollan los pilares sobre los que se asienta la educación Montessori. Se profundiza en la importancia de la observación del niño y en el mismo entramos a ver en detalle qué es lo que tenemos que observar del comportamiento del niño. Igualmente en dicho artículo se habla sobre el desarrollo natural del niño, la importancia de la independencia y la libertad, se desarrolla qué es el ambiente preparado y se habla finalmente de lo que María Montessori llamó niño normalizado.

Igualmente con el Mini Curso Montessori Gratuito “Primeros Pasos con Montessori” os va a servir de base fundamental para entender toda esta filosofía, que va más allá, como hemos visto, de un método educativo, es una filosofía de vida.

Estas bases son muy importantes porque van a ayudar a entender de verdad el método. Existen mucho mitos sobre el método Montessori que no son ciertos, pero que confunden a padres y educadores sobre qué es realmente el método montessori y cómo puedo aplicarlo en casa.

Vamos a ver qué tenemos que considerar, el primer lugar, al aplicar el método Montessori en casa.

Observar al niño y seguirlo

La base fundamental de la filosofía montessori surgió de la observación del niño, puesto que al observar al niño vemos qué es lo que necesita en su desarrollo.  Por lo tanto, para comenzar a aplicar Montessori en casa, vamos a ver al niño con detenimiento.

Vamos a fijarnos en qué es lo que interesa, qué es lo que llama en cada momento su atención.

Vamos a ver ejemplos, si el niño solo quiere dar saltos de un lado para otro e intenta saltar al suelo desde el sofá, por ejemplo, la reacción de muchos padres comienza con prohibir al niño, decirle algo así como no se salta en el sofá. Pero esta acción no esta cubriendo la necesidad que tiene el niño. Sin embargo, si el padre ha observado al niño y ha visto su necesidad, el padre sabrá que hacer. Podrá llevar al niño a un espacio habilitado donde el niño pueda saltar, le podrá poner pruebas divertidas de salto, por ejemplo, saltar de un lugar marcado a otro lugar marcado, más adelante saltar por encima de algún objeto con volúmen… El padre ha visto qué es lo que interesa al niño y le ha brindado la oportunidad de realizar aquello que le interesa.

  • ¿Por qué es esto tan importante?

    Es realmente importante seguir los intereses del niño puesto que el niño, a través de su interés, nos dice qué es lo que necesita desarrollar, nos está diciendo qué es lo que necesita, por así decirlo, aprender y perfeccionar. Es importante aquí recordar que es la fuerte interna Horme  la que guía al niño. Como hemos visto, de los 0 a los 6 años se dan en el niño los llamados periodos sensibles, al observar al niño y ver qué es lo que le interesa, estamos respetando el periodo sensible en el que se encuentra y de esta forma estamos ayudándolo a su desarrollo normal.

  • Una pieza fundamental de ver qué le interesa al niño y brindárselo es que esto nos va a ahorrar como padres muchas rabietas. Muchas de las rabietas de los niños vienen dadas porque no se les permite seguir su fuerza interna, y cuando el niño no puede hacer lo que su fuerza interna le pide, entonces se rebela y aparece lo que denominamos rabietas. Si de verdad nos paramos a ver qué necesita el niño,vamos a reducir considerablemente las rabietas y vamos a tener un ambiente mucho más agradable y feliz en casa.

  • Si nosotros damos al niño lo que el niño necesita, el niño va a tener cosas que hacer, por así decirlo, va a poder trabajar. De esta forma estamos evitando algo de lo que muchos padres se quejan, de que el niño no para de hacer travesuras. Si el niño se pone a hacer travesuras constantemente es porque no sabe qué hacer.

 

Confianza en el niño

María Montessori descubrió que el niño tenía muchas más capacidades de las que la sociedad le otorgaba, que podía hacer muchas más cosas de las que se pensaba.

Poco han cambiado las cosas a día de hoy, son muchas las personas que no confían en el niño y en sus capacidades, que no se atreven a darles un vaso de vidrio, que no se atreven a unten mantequilla con un cuchillo.

Si quieres establecer Montessori en casa tienes que comenzar a confiar en las capacidades de tu hijo y darle la oportunidad al niño de desarrollarlas.

Si le has explicado a tu hijo como llevar un vaso de vidrio y se le cae, no pasa nada, el niño esta aprendiendo. Confía en tu hijo y vuelve a darle un vaso de vidrio. El ha aprendido ya con su experiencia que tiene que tener más cuidado al transportarlo.

Importancia de la Libertad bien entendida

El niño tiene que tener libertad, puesto que el niño tiene que poder elegir qué hacer. Esto es muy importante, porque como hemos visto es la fuerza interna del niño la que guía al niño en su desarrollo y la que le dice qué necesita hacer.

Pero es importante saber que libertad no es hacer lo que a uno le plazca, es libertad dentro de unos límites.

En casa, los padres han de poner los límites, estos límites tienen que ser coherentes, claros y firmes. No debe de haber muchos límites, pero los que hay, tienen que ser firmes.

Vamos a ver un ejemplo de libertad con límites al aplicar montessori en casa. El niño necesita, para un desarrollo optimo, pode elegir, por esto, en este ejemplo el niño va a elegir pero dentro de unos límites. En el caso de la ropa, a un niño de unos 2 años se le da a elegir entre una camisa azul o una amarilla. El niño está eligiendo libremente y de esta forma se desarrolla su autonomía y autoestima. Sin embargo, el límite está en que el niño tiene que ponerse una camisa, puesto que no se puede salir a la calle sin camisa. Para estos padres es un límite que su hijo ha de salir a la calle con camisa.

Independencia del niño

Cuando aplicamos el metodo Montessori en casa, tenemos que tener en cuenta que el fin del niño es hacer las cosas por sí mismo, “Enséñame a hacerlo sin tu ayuda”. Para lograr esto, tenemos que ayudar al niño a que consiga hacer las cosas por sí mismo, no hacérselas nosotros.

Un ejemplo muy claro es a la hora de vestirse. Los padres tardan menos si son ellos los que visten a sus hijos, por ello normalmente levantan al niño la hora justa para que desayune y vestirlo corriendo. Sin embargo, el trabajo como padres es ayudar al niño a hacer las cosas por sí mismo, por lo que es preferible levantar al niño antes y darle tiempo a que se vista solo. Esto en un principio parece una tarea muy ardua y que requiere mucho tiempo,  sin embargo a largo plazo lo agradeceremos, el niño tendrá mucha más autonomía, y esto le genera internamente un autoestima mucho más alta.

Al principio, permitir que el niño haga las cosas por sí mismo conlleva una gran carga de paciencia, hay que respirar profundo y ver el fin que queremos conseguir en el niño.

Otra cosa bien distinta es que el niño no pueda hacer esa cosa en concreto el solo y requiera de nuestra ayuda. Es entonces cuando ayudamos al niño solamente en el punto que el no puede realizar solo.

Uno de los problemas de la sociedad actual es el poco tiempo que los padres pasan con sus hijos. Por ello, cuando el padre está con su hijo siente que tiene que compensar ese tiempo perdido haciendo todo por el niño. Esta medida es totalmente contraproducente puesto que está dando lugar a niños dependientes y en muchas ocasiones a niños dictadores, puesto que se les acostumbra a que se les hace todo por ellos.

Relación con el entorno

Como hemos comentado, el niño se desenvuelve en un entorno y de los 0 a los 6 años funciona en el niño lo que María Montessori denominó la Mente absorbente, esto es, el niño absorbe todo lo que tiene en el entorno, sea bueno o malo.

De ahí surge la importancia de crear un buen ambiente para el niño. Una parte fundamental por tanto, es adaptar el ambiente en el que se desenvuelve el niño.

Un buen punto de partida es comenzar por su Habitación, de esta forma podéis ver en este artículo sobre Habitación Montessori como podéis adaptar la habitación del niño.

Esta adaptación no requiere una gran inversión realmente, puesto que generalmente los muebles de bebés no adaptados al niño son mucho más costosos que unas estanterías simples de madera, que es lo que en realidad el niño requiere para ordenar allí sus juguetes, material y actividades.

La parte clave pasa por adaptar el hogar al tamaño del niño de forma que el pueda ser lo más independiente posible.

En relación con la adaptación del entorno, hemos de ir habitación por habitación de nuestra casa habilitándola poco a poco al tamaño del niño.

En la cocina introducimos una mesa bajita para que en ella el niño pueda trabajar en la elaboración de alimentos, una actividad muy buena es cortar verduras o pelar ajos. Igualmente podemos facilitar un espacio donde el pequeño pueda tomar algún alimento sano de merienda y que sea el mismo el que los elabore. Este punto de que el niño ayude en la cocina es muy bueno y sobre todo, con niños que comen regular, ayuda mucho al niño a comer mejor puesto que el niño siente que el ha elaborado el alimento y le gusta comérselo.

Se puede poner en la cocina una torre de aprendizaje. Esto es, una especie de escalón alto con sujeción en la parte de arriba para que sea seguro para el niño, que le permita al niño alcanzar a la encimera de la cocina y de esta forma cocinar e intervenir en las labores culinarias, desde cortar, pelar con cuidado, lavar, sazonar..

 

En el salón introduciremos un espacio en donde el niño pueda guardar algún juguete. El niño forma parte de la familia, y por lo tanto también tiene que tener un espacio en el salón común.

Si se come en el salón, yo opto por incluir una silla alta para que el niño pueda comer en la mesa familiar subiendo y bajando el solo. La hora de la comida es una hora en familia y una hora de compartir y hablar, por lo que es muy importante que el niño coma con la familia siempre que sea posible.

En el baño incluimos un espacio en donde el niño pueda lavarse solo las manos, la cara y los dientes. Se puede habilitar el vidé a tal efecto para los niños más pequeños. Para niños un poco mayores, se puede añadir un escalón para que el niño alcance al lavamanos y poner una figurita en el grifo para que el agua les llegue a las manitas. Igualmente tienen que tener a mano una toalla para secarse.

El niño, antes de salir de casa, es bueno que se mire en el espejo y se vea arreglado, esto da dignidad al niño. El va a verse bien arreglado y esta parte es importante en el desarrollo de su personalidad.

Una zona verde es muy importante también, en el caso de no tener un jardín es bueno tener unas plantas que le niño arregle y se encargue de ellas. Limpiar una planta con un trapito o con un algodón es una preparación indirecta a la escritura del niño, con lo que es una tarea muy interesante a realizar.

Tener una planta aromática es muy interesante puesto que el niño va a usar esta para cocinar, y va a interiorizar la idea de la procedencia de los alimentos.

Materiales y Actividades Montessori

Hay una gran cantidad de materiales montessori, cada uno de ellos diseñados con un fin concreto y el cual se ha de trabajar en el momento indicado de la forma correcta. Para comenzar a aplicar Montessori en casa, parece apabullante la cantidad de materiales que hay.

Como respuesta a este temor, decir que una parte fundamental de Montessori es la vida práctica,sobre todo en la edad de 0 a 3 años.  Las actividades de vida práctica son las actividades del día a día y estas actividades se pueden aplicar en casa de forma sencilla, barrer, tender la ropa.. un sinfín de actividades por las que comenzar.

Igualmente hay muchas actividades de inspiración montessori con las que trabajar con los niños que son realmente buenas e interesantes para el niño.

En este Blog podrás encontrar actividades que realizar con tu hijo en función de su edad y materiales caseros que podrás realizar tu mismo al trabajar con tu hijo bajo el método montessori.

 

Quizás también te interese:

Elena Merina

Formada por la AMI (Association Montessori Internationale, fundada por la Dra Maria Montessori) como "Children's House Assistants". También soy madre de dos hijos a los que les transmito la filosofía montessori día a día fomentando su confianza, autonomía, autodisciplina y libertad. Creo que las capacidades de los niños en sus primeros años son un tesoro, y que nosotros tenemos la oportunidad de guiarles para que logren ser la mejor versión de sí mismos. Este es un mundo apasionante, descubrir y fomentar las capacidades de tu hijo no tiene precio, como no tiene precio su sonrisa.